Dios y las mentiras que me han dicho…

Dios no existe! me dijo un amigo mientras tomamos un café en un pequeño lugar en la ciudad, si el existiera no debería de haber tanto mal, además, “si el Dios que existe es el Dios de la Biblia, no me sirve de nada su existencia, leo como ordeno la muerte de niños, la muerte de mujeres embarazadas y demás sufrimientos.”

El mal no proviene de Dios, el no puede ser bueno y malo al mismo tiempo, es imposible que la noche continue cuando sale el sol.

Pero esta pregunta de mi amigo es tan común, todos en algún momento hemos preguntado cosas similares, la mayoría de ocasiones lo hacemos porque estamos molestos, lastimados, o simplemente no es congruente con nuestro razonamiento que exista el mal en un mundo desordenado.

Todo inicia con la pregunta. Cuando la pregunta es equivocada siempre obtendremos una respuesta equivocada. Si nuestra pregunta sincera es intencionalmente confusa, ninguna respuesta nos satisface, por lo que concluimos que es mentira aquello que trate de responder a  mi cuestionamiento.

En ocasiones nuestras preguntas contienen una intención  que parece no estar muy clara. Nuestra apreciación del bien y del mal se ve influenciada por nuestra experiencia con lo doloroso y placentero, de tal cuenta todo aquello que nos provoca dolor es en esencia “malo” según nuestra percepción y todo aquello que es placentero “no puede ser malo”. Sin embargo, cuando hablamos de Dios, el bien, su existencia o su capacidad para impedir el mal y su aparente pasividad ante la injusticia de este mundo, no es posible aplicar nuestro juicio a algo que es incomprendido. Para emitir juicio es necesario pasar de la ignorancia a la certeza, por tanto cuando juzgamos a Dios existe en nosotros una carga emocional y de razonamiento que se encuentra influenciada por nuestra experiencia, es por eso que nos cuesta afirmar con certeza que nuestra condena hacia Dios este justificada.

No existe forma para nosotros los humanos de comprender la justicia o la injusticia en algo o alguien sin que recurramos a nuestro conocimiento, nuestra experiencia o nuestras emociones, lo injusto y doloroso provoca en nosotros una reacción contraria a la aceptación.

Dios existe! para mi existe, para millones de personas en el mundo existe, puede ser que para muchos su existencia sea incomprensible. Muchos no han comprendido que ser ateo es un lujo que muy pocos se permiten, implica que debo encontrar más y más respuestas a interrogantes cotidianas, un esfuerzo mayor, un desafío intelectual para tratar de explicar cosas que la fe responde con sencillez, quizás lo que a muchos no les parece es lo simple que parece la respuesta de algo tan complejo.

La existencia de Dios no depende de mi apreciación, de mi juicio ni de mi empatía con las cosas que El hace, depende de mi sincero y genuino pensamiento de búsqueda de la verdad. El problema es que la verdad no siempre encaja en lo que nosotros previamente hemos concluido que debería ser la verdad.

Puede Dios seguir siendo bueno mientras permite el mal?

La pregunta encierra en su estructura una argumentación que no deja lugar a la defensa, porque estamos señalando el efecto de lo que nos parece fuera de control. Por lo tanto si Dios permite el mal no esta en control o al menos este control no esta en concordancia con su bondad.

Por lo tanto aunque la pregunta parezca sincera, se encuentra sinceramente mal planteada a mi parecer. (aclaro, es mi parecer). La pregunta debería ser, ¿Por qué habiendo tanto mal Dios no se ha vuelto malo?

El mal es parte de nuestra naturaleza por causa del pecado, esta dentro de nosotros, somos nosotros, para que Dios evite el mal en la humanidad debería eliminar a la humanidad y las ocasiones en las que esta idea se llevó a la práctica son precisamente todas las historias que nos sirven para “juzgar” a Dios.

El mal soy yo, el malo soy yo, el que hace daño al mundo soy yo, con mi egoísmo, con mi egocentrismo, con mi idea de crear un mundo perfecto a mi medida, por creer de manera arrogante que todos deben pensar como yo, vivir como yo, creer como yo.

Tengo amigos de religiones diversas y unos pocos amigos ateos, con los que disfruto conversar sobre su forma de ver o de “dejar a un lado” a Dios, espero que escribir estas letras nos permita seguir la conversación y tomar un café acompañado de tolerancia, respeto por las opiniones contrarias y expresión libre del pensamiento sincero.

Mi querida…

Dulce regalo, don preciado, incompresible sensacion que me envuelve en loco deseo, adrenalina que me inunda, pensamiento que confunde, tantas cosas a la vez, asi te veo, asi te siento, te busque en muchos lugares, quise tenerte por la fuerza, quise conquistarte con astucia y artimana, utilice mis mejores palabras para lograr que no te fueras de mi lado.

Pero inutilmente siempre te pierdo, siempre me abandonas, corres de tras de otros que te quieren, solo logro tenerte por momentos, solo cuando soy honesto logro escucharte.

Muchos han querido tenerte al igual que yo, se han peleado y desangrado por ti, sin embargo no te quedas para siempre en un lugar, no te quedas para siempre con una persona. Querida, que te haz hecho? donde vas? por que es tan facil perderte, por que es tan facil cambiarte por unos cuantos pesos, pareces princesa de dia y ramera por las noches, te deseo con locura y pasion, pero te me pierdes tal cualquiera, mujerzuela que te mudas con los otros.

Como me haces falta cuando veo las calles desoladas, personas amargadas, pienso en como haces de falta, cuando veo la injusticia y contemplo la avaricia, pienso en tu encanto, cuando veo a los que roban cuando escucho como miento, me detengo y te extrano.

Es que desde el inicio de la era, el creador te concedio para que sirvieras a los hombres, junto contigo querida, nos dio a la otra, esa companera tuya que me cae mal, esa desgraciada innombrada que no quiero recordar, a ti te quiero por que me inspiras y me llenas, a tu companera ni la nombres por que me carga y me acongoja, por que acaso no la dejas, por que tienes que venir con ella, tu eres mas bella, ella es tu unico defecto.

Al enteder querida libertad, que jamas vendras sin responsabilidad, me hace dudar del amor que te tengo, por que ahora tendre que respaldar con mis actos las palabras que te canto. Sin duda eres atractiva, asi que seguramente valdra la pena obtenerte inclusive a precio de sangre.

Antes muerto, que perderte, antes muertos que esclavos seremos, por que por mas que cueste la vida contigo, es peor sin ti, libertad, dulce libertad.

Hasta aquí me detengo, pues te siento cerca, ire a buscarte, dormire bajo tus sabanas, me embriagare en tus palabras, rozare tu piel con ternura, te amare incluso en la sepultura, por que me cautivaste desde siempre y lloro cuando estas ausente.

Asi, mi querida, mi deseada, me despido de mis letras, te saludo en mi adentro, ahora que te comtemplo compredo, cuan bella y cuan preciada eres, con razon muchos mueren, por si quiera por una vez probar tus mieles.

Te vi en la distancia, quise tocarte, quise poner en contacto mis sentidos con los tuyos, pensé en lo difícil que es llegar a ti, en como quisiera sentir cada una de tus partículas corriendo por los poros de mi piel, y allí en medio del silencio y de la nada, comprendí que si llegaba a tocarte, tu vida acabaría, así que preferí solamente verte, por que cuando no te tengo al menos tienes vida….

Si te logro alcanzar mueres, si no te tengo, muero… ya al final decido no tenerte y que mientras muero, saber que morí por verte…

Allan Salinas

Al final de los días…

Sueño y me despierto, comprendo que no he vivido lo suficiente como para analizarme, para comprender lo que le hizo falta a mi vida, veo mis manos y observo el paso de los años, veo las veredas de la vida delineadas en mi rostro, borrosamente observo la imagen en el espejo de un hombre casi seco, la sombra a penas de la vitalidad y la fuerza que algún día tuve.

 

Recuerdo que las tardes eran diferentes, que la vida transcurría mas lentamente, que las personas se atrevían a mirarse a los ojos y que los saludos eran obligados o mas bien deseados. Hoy nadie voltea a ver a nadie, por miedo, por que en esta tierra las cosas son cada vez mas peligrosas. Aquí sentado con mis recuerdos hago un inventario de pensamientos y de sentimientos lleno la despensa, de esos días donde me sentía vivo, de los días donde el amor toco a mi puerta, vestido con unos ojos profundos y oscuros, con un pelo negro y una sonrisa que me cautivo al instante. Recuerdo la tarde en que conocí a quien luego seria mi compañera de aventuras, mi confidente, mi amante mi mujer. Los días transcurrieron, llegaron los años y con ellos sus desafíos, ya no era cosa de chicos, ya no era suficiente con sentir, era necesario vivir. Con la prisa de la vida llegaron los afanes, esa gana entupida de tener todo lo que ofrecen los mercaderes, esos deseos incontrolables por obtener lo que el vecino tiene, donde no es suficiente lo que posees y no posees lo suficiente. Mientras me hundía en un abismo de consumo, trabajo y afán, ella me animaba con sus palabras y hacia que volviera a la cordura, cuando regresaba a casa derrotado, ella me hacia sentir un triunfador, por que después de todo, el mejor triunfo que logre fue haber encontrado el amor y no dejarlo ir.

 

Pero el deseo me descontrolo, cada vez escuchaba menos sus palabras de sabiduría, cada día pensaba mas en lo que quería, mientras con mis actos y mis hechos dañaba y deterioraba lo que tanto me costo construir. Me aleje de todo el bien, deje de escuhar es a voz interna que siempre me guiaba, comencé a hacerme mi propio destino, mientras el egoismo me consumia. La fortuna me sonreia, cada dia tenia mas y mas, no paraba de ganar, hasta que llegaba al tope de mi deseo solo para darme cuenta que habia algo mas que queria. No vi crecer a mis seres mas queridos, los pase por alto mientras me ocupaba de ganar y ganar cada vez mas.

 

Pero el ocaso llego, la salud me dejo y comenzaron a dolerme los huesos, la vista se nublaba cada vez mas, de que me servia tener para pagar los mejores manjares, si no tenia ya el gusto ni la capacidad fisica para digerirlos, tantas mebresias, tantos clubes que ahora me parecia absurdos, estupidos y vanidosos, tanta riqueza acumulada, que hoy no sirve para nada.

Las personas me abandonaron, por que asi es la ley de la vida, los hijos crecen, se van y se casan, solo me quede con mi compañera, mi esposa, mi mujer la unica, la que habia abandonado para hacer mas dinero, la que descuide por al afan de tenerla cada dia mejor, disfrute mucho el tiempo que vivimos juntos en nuestra vejez, hubiera querido tener menos dinero y comprar con el un minuto mas de vida para ella. Pero hoy hace un mes que no esta conmigo, esta dandole alegrias al creador, mientras yo aguardo con impaciencia el dia en que el mismo me recoja para estar a su lado y junto a mi amada.

Todas las tardes me siento en esta silla, observo pasar a la gente con tanta prisa y me pregunto, Por que tanto correr? Que pretenden alcanzar, veo como apresurados y afanados hablan por sus aparatos esos raros con los que se comunican con su gente, ya no hay tardes tranquilas. Todos los dias tomo un poco de aire, le robo un instante a la vida, no se por cuanto tiempo mas me dejara hacerlo, pero al estar aquí sentado en esta vieja silla viendo gente pasar, me doy cuenta de que la vida no ha cambiado, que los problemas siguen y que las soluciones faltan. De que me sirvio correr tanto? Si al final termine sentado….

 

Allan Salinas

 

 

 

Enfrentando los miedos…

Miedo a lo desconocido…
Tienen miedo de nuevas ideas, están llenos de prejuicios basados en realidad en nada, pero basados en… “si algo es nuevo, lo rechazo inmediatamente porque me resulta aterrador”. Lo que hacen, en cambio, es sólo quedarse con lo familiar. Ya saben: para mí, las cosas más hermosas del universo son las más misteriosas. (aparentemente lo dijo A. Einstein. 

La espiritualidad es el camino donde me pierdo, donde no sé quién soy.
Este camino me ha llevado por lugares extraños, momentos inesperados y
a conocer áreas de mi ser que no sabia que existian, a entender que la
espiritualidad es comparable con un camino, una dimension o zona, como
quieras llamarlo, es un estado de conciencia quizás o simplemente una
experiencia, donde puedo o no encontrar paz, por que a veces lo que
encuentro son mis propios temores que me aterran y otras la paz que
me completa. 

Sin embargo a pesar de todas las experiencias espirituales que he vivido, encuentro en Jesús una verdadera razón de vida, una forma de ver el mundo con la compasión que recibo de parte de El, en su gracia puedo ser lo que siempre he deseado ser, puedo alcanzar o lograr muchas cosas que no podía ni siquiera imaginar, pero al final centrado en Cristo comprendo que no existe espiritualidad sin sacrificio, no existe camino fuera de El, no existe verdad que no le contenga, no existe emoción que le supere, es por medio de El, en El, y para El.
Al final la espiritualidad como un estado de conciencia, como un
camino, como plano o como una zona, es un lugar donde todos hemos
estado alguna vez, justo antes de nacer, quizas por eso es que
necesitamos volver, eso podría explicar por que desde que tenemos uso
de razon, muchos nos sentimos incompletos, y quizas el camino de la
espiritualidad no sea otra cosa, que, EL CAMINO DE REGRESO A CASA…

Imagen distorsionada

EL ROMPECABEZAS

Construir algo lleva tiempo y esfuerzo, dentro del proceso de construir contribuyen muchas personas en diversas etapas. Es necesario contar con los elementos y los conocimientos para tal tarea.

Si tomáramos una imagen, luego la dividiéramos y esparciéramos las pequeñas y medianas partes en un territorio, tan dispersas algunas como lo están el este del oeste, tendríamos un gran trabajo si deseáramos unirlas de nuevo.

Si tomáramos un terreno, un grupo de habitantes, distintas culturas, etnias, creencias, religiones, posiciones sociales, luego los mezcláramos tendríamos un país tan diverso como Guatemala. Nuestro país se encuentra esparcido en pequeñas porciones en esta tierra que la naturaleza nos dio. Somos una imagen bella en esencia, pero fragmentada y hasta me atrevo a decir que incompleta.

Si tomara un rompecabezas y tratara de armarlo, quizás las primeras piezas encajarían fácilmente en la imagen que tiene de guía. No se puede unir las piezas sin una imagen clara y sobre todo completa de lo que desea armarse.

No es tan fácil unir un país tan diverso y fragmentado como el nuestro, la historia nos habla de intentos de unir a nuestro país, algunos de ellos han terminado en fracasos y otros se han quedado solo en el intento. Para poder armar la imagen de un rompecabezas se necesitan de varias cosas esenciales, se debe contar primero con todas las piezas, de lo contrario por mas que intentemos no podremos terminar nuestra tarea. Además de las piezas necesitamos una imagen clara de lo que es la obra terminada sumado a la capacidad de ver el total de la obra.

Por eso creo que unir a nuestro país se torna cada vez mas difícil por que para empezar no tenemos todas las piezas, algunas están esparcidas por los territorios del norte, otras esta bajo toneladas de tierra y otras están muriendo en este momento victimas de la violencia.Si a esto le agregamos que no tenemos la imagen correcta del país que se supone que estamos armando y que muchos ni siquiera saben cual es el que quieren armar.Mientras sigamos fragmentados como un rompecabezas siendo solamente unos pocos esfuerzos aislados en diversos sectores de la población, mientras no tengamos una visión completa de la nación que queremos y no tengamos todas las piezas, pero sobre todo la intención de unirlas, seguiremos condenados a ser un país en partes.

Debemos volver al respeto, a la valoración de cada individuo, cada pieza parte de esto, dejar de creer que soy yo la pieza clave y pensar en que todos somos necesarios, solo así podremos armar una nación bella y honorable como la que anhelamos.

Allan Salinas

Politicamente Correcto.